31 de octubre de 2020Actualizado 16 Octubre 2020
Nacional
0

“Se acabó el tiempo” para beneficiarios de TPS y DACA

Organizaciones proinmigrantes piden al Congreso hacer su trabajo.

“Se acabó el tiempo” para beneficiarios de TPS y DACAAlianza Américas realizó un esfuerzo colectivo en ocho ciudades del país para promover una legislación que proteja a los amparados por el TPS. Foto Cortesía Alianza Américas.

Magaly Marchena
Washington Hispanic

Cansados de escuchar promesas que no se cumplen y al ver que el tiempo se va agotando, organizaciones proinmigrantes, miembros de Alianza Américas impulsaron un Día Nacional de Acción. El objetivo es hacer un llamado al Congreso para que haga su trabajo y apruebe una ley que ofrezca una extensión del alivio migratorio a miles de benefciarios del Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) y del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

Este esfuerzo se realizó en ocho ciudades del país para llamar la atención de los legisladores y pedirle que tomen acciones para proteger a miles de personas que están a pocos meses de perder el amparo legal temporal que les ofrece TPS o DACA. Estas personas de no regresar a sus países de origen enfrentarían órdenes de deportación y pondrían en riesgo sus propias vidas.

 

“El pasado 7 de octubre realizamos una acción colectiva para ejercer presión y enviar un claro mensaje al Congreso. El tiempo se está acabando y cerca de 400,000 beneficiarios del TPS y un millón de amparados por DACA potencialmente enfrentan la deportación y separación familiar mientras la administración Trump continúa con el desmantelamiento de estos programas de alivio migratorio”, dijo al Washington HIspanic, Yanci Núñez, coordinadora de comunicaciones de Alianza Américas.

 

El pasado mes de septiembre, la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito determinó que el presidente Trump tiene la autoridad de poner fin al programa TPS para las personas beneficiarias de El Salvador, Haití, Nicaragua, y Sudán. La decisión representó un golpe devastador para cientos de miles de beneficiarios que actualmente residen y trabajan en Estados Unidos, que han aportado al país por décadas y tienen hijos ciudadanos estadounidenses.

“Durante casi cuatro años, miles de beneficiarios de DACA y TPS han caminado por los pasillos del Congreso y sostenido decenas de visitas a sus distritos; han contado sus historias en innumerables ocasiones a los miembros del Congreso; les han hablado del riesgo y peligro que los beneficiarios del TPS y DACA y sus hijos ciudadanos norteamericanos enfrentarán si no son protegidos por una legislación que, o extienda su estatus migratorio, o provea una una residencia legal permanente,” señaló Yanira Arias, directora de Campañas Nacionales de Alianza Américas.

“Varias ciudades por todo el país se unieron para decirle al Congreso: ¡Se acabó el tiempo! Es hora de que hagan su trabajo y protejan a nuestros amigos, compañeros de trabajo, seres queridos y vecinos”.

Cabe destacar que más de 130,000 beneficiarios de TPS y 205,000 beneficiarios de DACA son personas trabajadoras de primera línea, quienes arriesgan sus vidas para proveer los servicios necesarios para hacerle frente a la crisis de Covid-19 en sus comunidades. Además, se estima que unos 270,000 niños y niñas son ciudadanos estadounidenses hijos de padres beneficiarios del TPS.

“Al dejar de tomar acción, el Congreso no sólo está dejando de responder a las expectativas de los beneficiarios de TPS y DACA, sino también las de sus familias, comunidades y aliados. Estamos cansadas de escuchar promesas que nunca se cumplen”, dijo Maggie Lugo, Directora Ejecutiva de Casa Michoacán en Chicago.

En Miami, la ciudad estadounidense con la población haitiana de beneficiarios del TPS más numerosa, la Coalición de Inmigrantes de la Florida (FLIC, por sus siglas en inglés) dirigió una acción para llevar este mensaje.

“El estado de la Florida, y la ciudad de Miami en particular, tradicionalmente han dado la bienvenida a aquellos que escapan de la persecución y buscan un mejor futuro para sí mismos y sus familias. Eso incluye a más de 60,000 personas beneficiarias de TPS que viven y trabajan en Miami. Estas personas están completamente integradas a nuestras comunidades y economía, y tenemos que unirnos para protegerlas al igual que a millones como ellas en todo el país”, expresó Yareliz Mendez-Zamora, organizadora de la campaña de TPS de FLIC.
Alianza Américas junto a sus organizaciones miembro seguirán alzando sus voces para luchar por los inmigrantes que han demostrado que lejos de ser una carga para este país son personas trabajadoras que aportan no solo con su trabajo y sacrificio sino también con sus valores culturales.

 

 

 COMPARTIR:
COMPARTIR:
  • googleplus
  • linkedin
  • mail
COMENTARIOS